jueves, 16 de junio de 2011

Conociendo a Chimamanda Adichie... y los burros de noria.

Esta mañana, leyendo el blog de un participante en un curso de uso didáctico de blogs que tengo el honor de acompañar como instrutora, me encontré que citaba a Chimamanda Adichie, ¡excelente regalo! Ha refrescado mi alma, mi corazón y mi convicción de que la vida, los hechos, las historias, deben ser analizadas desde diversos puntos de vista. Una sola interpretación nos orilla a mirar, algo así como "burros de noria" (esos cuadrúpedos que toda su vida dan vueltas amarrados a un eje, con los laterales de sus bellos ojos cubiertos para que nada más vean hacia adelante). El problema es que infinidad de personas, en su burbuja de confort son "burros de noria", sólo miran hacia adelante o, peor aun, hacia atrás, a los lados no es opción.

Tomado de: Costumbres
Creo que Chimamanda Adichie, habla acerca de esto en su conferencia "The danger a single story", además de encantarme lo que narra, me hace recordar que los puntos de vista únicos son peligrosos, o si no, pregunten al espíritu de Joseph Goebbels cuando se atrevió a decir que "una mentira repetida mil veces se convierte en verdad". Hace poco compartía en una red social que quizá, quizá, pueda parecer verdad pero JAMÁS dejará de ser mentira y esta lección creo que el pueblo alemán la aprendió de la manera más difícil y dolorosa.

Otro autor que viene a mi mente, es Eduardo Galeano con su texto Puntos de vista, aquí la liga y un fragmento: "Desde el punto de vista del sur, el verano del norte es invierno. Desde el punto de vista de una lombriz, un plato de espaguetis es una orgía. Donde los hindúes ven una vaca sagrada, otros ven una gran hamburguesa. Desde el punto de vista de Hipócrates, Galeno, Maimónides y Paracelso, existía una enfermedad llamada indigestión, pero no existía una enfermedad llamada hambre..."

Tenemos tanto que aprender de tantas cosas, pero de manera particular y especial, necesitamos aprender de los demás, necesitamos aprender a mirarnos en los ojos de los otros (yo y uno mismo no son suficientes), no para vivir sus vidas, sino para buscar entenderlos. Requerimos con urgencia aprender a escuchar con el alma, con el corazón,  no sólo con la razón. Es indispensable, ante una historia, una circunstancia, saber ponernos en los zapatos del otro. Abrir la posibilidad de escuchar desde distintas perspectivas antes de definir una postura, una convicción. Es urgente aprender que los argumentos serios, sustentados en la verdad de los hechos pesan más que las murmuraciones, las interpretaciones, el andar por la vida como "burros de noria".

Escuchen y lean la versión estenográfica de The danger a single story:


Mucho que pensar y reflexionar, ¿no es así? es peligroso mirar las cosas desde una sola perspectiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aprendiendo de comunicación... si te detienes en este espacio, será excelente saberlo. Si haces comentarios, también será muy bueno.